Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

España, capital París.

Imagen

Madre e hijo.

Imagen
Cuando era niño, jugaba con el dial de la radio. En la onda corta, podías captar las emisoras internacionales,  misteriosas, ininteligibles. A veces,  identificaba entre el ruido las emisoras rumanas y me parecía entender algo de raíz latina. Eso satisfacía mi vanidad de lingüista en potencia. Rumanía era algo lejano, el mundo al otro lado del muro, desconocido e incluso, difusamente prometedor. El otro extremo de la latinidad. Luego, nos enteramos de la miseria y del abandono y llegaron los rumanos y su lengua, a trabajar, a ayudar, a vivir y a malvivir.  Albañiles, matemáticos, camareros, médicas, mecánicos, putas. Y ahora somos todos europeos felices, homologados, demócratas, es decir, alemanes de las afueras.  

Así que ahora ya no suena raro ver una peli rumana en esta nueva época compartida y global.  Esta peli del 2013 parecía casi francesa. Aunque la crítica la ponía bien, a mí no me gustó demasiado. Una madre de la nueva clase alta rumana, manipuladora, obsesiva, feroz, tiene q…

"En un patio de París" y "El misterio de la felicidad"

Imagen

La tumba de Alejandro Magno.

Imagen

Pelis del verano.

Imagen

VIII Certamen literario de Alfambra

Después de un plácido agosto sin ordenador, voy retomando las obligaciones impuestas y autoimpuestas. De entre las últimas, reseñar los actos que hacen o han hecho algunas de las muchas asociaciones-fundaciones-ONGs-institutos donde el destino nos ha ido metiendo.

A principios de ese mes, tuvo lugar la entrega de los premios del  VIII Certamen Literario de Alfambra. La mejor descripción del evento, junto con la enumeración de los ganadores la hizo el ganador de la sección de relatos. Este es su blog.