sábado, 19 de marzo de 2016

Un destino desbaratado (Tamin Ansay)



Durante estos días ruidosos y cansados de fallas, tenemos la feria del libro antiguo y de ocasión en la Gran Vía. Siempre me ha gustado curiosear en esas paradas y comprarme algún libro de saldo. Por un precio reducido, puedes encontrar alguna cosa interesante. Supongo que es una cuestión de dedicarle tiempo a la búsqueda. La búsqueda de un libro siempre es una búsqueda interior. Como Valencia es una ciudad pequeña, no hay muchos más sitios especializados en saldos. El más conocido son las librerías París-Valencia. Allí encontré este gran libro sobre la historia del Islam, que he devorado en estos últimos días.

Me recordaba, naturalmente, a las dos obras de Amin Maalouf que leí hace tiempo: “Identidades asesinas” y “Las cruzadas vistas por los árabes”, especialmente a esta última. Como Maalouf, Tamin Ansary es un escritor occidental de origen musulmán. Nacido en Afganistán, se convirtió en el intelectual que trató de explicar al gran público quiénes eran los talibanes y que se podía hacer con ellos, cuando estos le metieron el dedo en el ojo al Imperio y todas las tertulias y canales norteamericanos necesitaron ubicarlos en el mapa.

La civilización occidental suele comenzar su historia de la Historia con los griegos, que fueron sucedidos por los romanos, a los que siguieron los germanos y los conquistadores ibéricos, a los que sustituyó el imperio británico, para dar lugar a Estados Unidos, como culminación del cuento. Habría, pues un perfeccionamiento inevitable en la búsqueda de mayores cotas de libertad personal y de desarrollo tecnológico. Con la hegemonía del capitalismo occidental de raíces cristianas estaríamos en el llamado final de la historia de Fukuyama. Obviamente, se trata de una historia para niños. Precisamente, recuerdo un cómic que andaba por casa con  el  tío Gilito, Donald y sus sobrinos, viviendo en esas distintas épocas históricas. Es normal que cada civilización cuente una historia del mundo centrada en sus valores. Lo asombroso del asunto es que nosotros no nos demos cuenta de que la historia se puede contar desde otros puntos de vista.

Por ello, son tan necesarias obras como Destiny Disrupted: A History of the World Through Islamic Eyes”. Ansary nos cuenta una historia de la humanidad desde el punto de vista del “Mundo Medio”, esos grandes territorios habitados por árabes, turcos y persas y que equidistan del Mediterráneo y de China. En esta historia, el tío Gilito, Donald y sus sobrinos viven en distintas escenas de la historia del Islam y de la historia vista desde el punto de vista del Islam. De nuevo, una historia para niños; pero en la que el autor es consciente de la impostura.

jueves, 3 de marzo de 2016

45 años.

Han vuelto a abrir los cines Aragón. 

Fui bastante a esas salas en su otra época. Quedaban cerca de casa. Pero un día, el cine apareció cerrado. Y la ciudad fue un poco más triste. Estuvo con la persiana bajada mucho tiempo. Aún me emociona recordar los crespones negros que alguien colocó en las puertas metálicas cuando Labordeta murió. ¿Qué sitio era mejor para el luto? Mi vida también andaba de luto por aquel entonces.


Pero ahora les han lavado la cara. Y los han vuelto a abrir. Y la ciudad es un poco más hermosa y tenemos concejales que van en bicicleta a los sitios, como en los países normales. Y me siento feliz.
Anoche  fuimos allí por primera vez en esta nueva época. Vimos "45 años", un drama que estuvo bastante tiempo en cartel en los Babel. Y acertamos. La peli es lenta; pero la gran Charlotte Rampling sostiene cada momento de una trama sutil. Nos llegó hondo la historia. Al salir a la Avenida Aragón, yo me tuve que repetir a mi mismo que las pelis son eso, solo películas...