jueves, 31 de enero de 2008

La gran emergencia (The long emergency)


Acabé anoche "La gran emergencia", del norteamericano James Howard Kunstler, publicado por la editorial aragonesa Barrabes.
El autor intenta dar respuesta a dos preguntas fundamentales para nuestra civilización: ¿cuánto petroleo accesible queda en el mundo? y ¿qué ocurrirá cuando este se acabe (o cuando el que quede sea demasiado caro de extraer o distribuir)? Su pronóstico es que podemos estar al borde del colapso de nuestro modo de vida. Al decir, "nuestro" el autor se refiere al "American way of life": la necesidad de vehículos particulares, el urbanismo residencial, el uso habitual de calefacción o aire acondicionado, la comida manufacturada, la agricultura industrial, etc. Argumenta que, aunque una parte de las necesidades energéticas podrán ser cubiertas con un incremento de la producción nuclear; otros consumos serán inviables: la aviación o la fabricación de fertilizantes, por ejemplo. Me llamó la atención que en el libro (escrito en 2004) ya predice la crisis de las hipotecas subprime.
El autor no dibuja con demasiada claridad el futuro que espera: a veces habla de un mundo en el que vuelven las tecnologías blandas, otras de un planeta en el que ha habido una reducción masiva de la población humana. Cuando lo tenga más claro que nos lo explique. Además, se centra demasiado en E.E.U.U:
Los contenidos que me han parecido más interesantes han sido, paradójicamente, los dedicados al pasado. El autor se ha dedicado especialmente al urbanismo y explica muy bien cómo el suministro masivo y barato de una sustancia con unas propiedades excelentes (el petróleo) ha ocasionado los mayores cambios de la historia de la humanidad en el modo de vida, en la distribución espacial de la población y en las relaciones de producción.
Cuando uno lee esta clase de libros con terribles augurios sobre el futuro, tiene dos opciones creérselos o no creérselos. Los que nos creemos las predicciones podemos reaccionar de dos maneras: con pánico o con una cierta condescendencia, como el preso que espera plácidamente el día de su ejecución manteniendo limpia su celda.

martes, 29 de enero de 2008

Cómo la vida imita al ajedrez.


Me envía mi primo una reseña de "Cómo la vida imita al ajedrez", el último ensayo de Garry Kasparov, (Debate, 2007):
"Kasparov explica su visión del mundo y como está relacionada con el ajedrez.
Sorprendetemente es un libro bastante ameno y, aparte de múltiples batallitas, Kasparov escribe mini-biografías de grandes jugadores y personajes históricos.
Así que la triste fama que arrastra Kasparov de que no escribe sus libros aumenta en éste por la calidad y variedad de sus citas (entre otras cosas), y algo muy importante para mí, apoya sus argumentos con ejemplos reales.
Lo negativo del ensayo tiene nombre propio: Montse Comas, la traductora. Hace un trabajo nefasto, hay infinidad de términos ajedrecísticos mal traducidos que lastran toda la lectura. Cuando lees por décima vez variable por variante te entran ganas de invadir Polonia, cuando menos.
En resumen, el libro es ameno pero con una traducción nefasta"

lunes, 28 de enero de 2008

Más que amigos (Keeping the Faith)


Vimos el sábado por la noche, en el canal temático MGM, "Más que amigos"(Keeping the Faith). Se trata de una previsible comedia romántica y edulcorada. No creo que tuvieran más aspiraciones que hacer una historieta de colores con final feliz; sin embargo les salió una peli con cierto interés por el rollito ecuménico (Ben Stiller hace de rabino y Edward Norton de cura católico) y el tema del celibato. La chica que completa el trío es Jena Elfman que aporta cierta clase de belleza poco convencional.

miércoles, 23 de enero de 2008

Tu rostro mañana: Fiebre y Lanza.


Con la evidente intención de aficionarme a su escritor preferido, mi primo me regaló "Tu rostro mañana 1. Fiebre y lanza" de Javier Marías (Alfaguara).
Reconozco que hasta ahora había leído muy poco de él y que empecé la lectura con cierta incomodidad inexplicable. Sin embargo, me fui adaptando al texto como quien se acostumbra a unos zapatos nuevos. Aún así, tuve que recurrir a la red para entender que el libro forma parte de una saga, y no he llegado a comprender el porqué de la divisón formal en dos partes, las intituladas "Fiebre" y "Lanza".
Marías se describe a través de un alter ego: Jaime (Jacobo, Yago) Deza, que vive en Inglaterra, como él vivió. El detalle de los varios nombres, como tantos otros detalles a lo largo del texto, no es gratuito y en eso se huele el talento de Marías. La trama se desarrolla lentamente. Incluso decir que hay una trama es exagerar. Sólo hay un inesperado cambio de trabajo, que habría resultado impredecible dada la formación y trayectoria del narrador (profesor español en Oxford). Lo narrado se ve contínuamente interrumpido por el flujo de pensamientos de Deza. En esas largas digresiones está el interés de la novela. Al principio, me sentía un poco cansado de tantas páginas sobre el alma, sobre la traición, sobre la palabra o sobre la mentira. No me sentía demasiado ubicado recibiendo lecciones morales de un señor bilingue y un poco paránoico; pero después les fui cogiendo el gusto. Empecé a caminar cómodo.
Ahora estoy a la espera de que mi primo me regale el siguiente libro de la saga.

lunes, 21 de enero de 2008

Los Simpson. The movie.


Cuando nos sentamos delante de la tele e Irene puso el DVD me prometí olvidar todo lo que había visto de ellos, intenté no recordar nada de Springfield, no juzgar, no comparar. Pero fue imposible.
Así que vi la peli de los Simpson como quien ve un capítulo más. Uno de esos capítulos de Antena 3, cuyos chistes se prevén y siguen siendo graciosos. No es perfecta ni redonda; pero la peli me gustó. Era inevitable que me gustara. Y supongo que lo mismo les habrá ocurrido a los incondicionales de los Simpson. Y eso que los guionistas han arriesgado un poco más de lo previsto: Homer protagoniza la película y es más estúpido y más egoísta que nunca. Y también hay más "buenismo" que en la serie: el argumento gira alrededor de la importancia de lo comunitario y del medioambiente.
El aspecto formal es un poco distinto: han logrado cierto efecto 3-D que siempre impresiona, aunque sea en pantalla pequeña.

jueves, 17 de enero de 2008

Spa. El año que nos crispamos peligrosamente.


En Pamplona, también compré la última recopilación de tiras cómicas de Oroz, el humorista del "Diario de Navarra". Se títula "Spa. El año que nos crispamos peligrosamente" y me ha gustado bastante, como lo otro que había visto de él. Es fácil adivinar que Oroz hace humor político. se trata de chistes suaves, apoyados en una caricatura suelta y acertada, protagonizados casi siempre por los mandamases del PSOE, del PSN, del PP o de UPN. Hasta los criminales de ETA parecen medio simpáticos.
Por supuesto sigue la línea editorial del diario en que publica; sin embargo eso no le impide burlarse del cinismo implícito del navarrismo españolista. Como canta una jota de la Ribera, que usa en una tira: "Navarroooo soy lo primeroooo, español si me convieneeee, y si me quitan los fueroooos, francés el año que vieneeeeee".

jueves, 10 de enero de 2008

La leyenda del César visionario.


En esta entrada, copio un correo que me ha enviado mi primo, también gran lector, sobre una de las novelas de Umbral. Hace bastante tiempo que leí esta novela y me llamó menos la atención que a él el hecho de que nombrara nuestro pueblo en varias páginas.

La "Leyenda del César Visionario" de Francisco Umbral está encuadrada en
la zona "nacional" durante la Guerra Civil Española. Nos cuenta,
cómo era Franco y su entorno de intelectuales franquistas y/o falangistas: Sánchez-Maza, Dionisio Ridruejo, Serrano Suñer o Eugenio D'Ors. Cómo tratan de influir en Franco, acercarlo a Hitler, imponer el falangismo, etc. Umbral retrata a un Franco desdeñoso del fascismo italiano y sobre todo del nazismo, que
desprecia y recela de Falange, que no hace nada por salvar a José Antonio, el "Ausente", y que acaba relegando a su corte de intelectuales por otros más mediocres, como Ibáñez Martín (que todavía da nombre al instituto "de abajo" en Teruel y al que se le recuerda una frase por encima de todas de su paso por el Ministerio de Educación durante el franquismo, "el problema de la educación en España es que los maestros rezan poco")
Umbral define a Franco como "militarista, vagamente borbónico y cursi", en general hace un retrato bastante amable del personaje.
Todo este rollo viene a cuento de que en la página 80 de la edición que publicó "El Inmundo", dentro de su colección de "las 100 mejores novelas en castellano del siglo XX", estando Millán Astray en la tertulia de intelectuales falangistas les restrega que va a llevarse a Franco al frente.
"-¿qué frente?-pregunta Ridruejo.
-Alfambra, en Teruel. El Caudillo me ha llamado porque quiere estar allí."
En la página siguiente se habla de que "la batalla de Alfambra, en campos de Teruel, es una victoria completa".
En la página 82 aparece de nuevo. "Franco había estudiado mucho sobre el mapa la batalla de Alfambra".
En la 83 "Toda aquella semana, en la ciudad, se discutió si Franco había estado o no en la batalla de Alfambra".
En la 84 "A partir de la batalla de Alfambra empezaría la legendarización de Franco, que hasta entonces sólo había sido canonización militar y cívica".
Por último, en la 138 "también anda en lenguas y párrafos la leyenda de si Franco estuvo o no estuvo en el Ebro, como en Alfambra".

Siento no alargar los párrafos en los que aparece Alfambra pero lo hace de manera aislada al resto, no figura dentro de ningún contexto más amplio. Me hizo mucha ilusión que un novelista como Umbral, premio Cervantes, nombrará seis veces Alfambra en su novela.

martes, 8 de enero de 2008

El halcón de Palermo


Durante bastantes semanas ha estado en mi mesilla "El halcón de Palermo", una biografía novelada del emperador Federico II (1194-1250). Me la prestó un compañero de trabajo y me ha costado leerla porque no me gusta la novela histórica. No me creo ni los diálogos ni las situaciones.
Federico de Hohenstaufen "el hombre más poderoso de la edad media", según se intitula el libro, heredó Sicilia de su abuelo y posteriormente se coronaría emperador del Sacro Imperio. Al parecer, fue un hombre tolerante (acordó con el sultán Al-Kamil un condominio sobre Jerusalén y creó una administración laica en Sicilia). Su historia es la del enfrentamiento entre la iglesia de Roma y el Imperio. El papa Gregorio IX siempre confabuló para aumentar el inmenso poder material de la Iglesia y debilitar el incipiente estado laico creado por Federico. Ironías de la historia: muchos siglos después seguimos teniendo la misma situación en España.

viernes, 4 de enero de 2008

Vascos contra vascos


Compré en Pamplona, durante las vacaciones navideñas, el libro "Vascos contra vascos" del economista y sociólogo Ignacio Suárez-Zuloaga (ed. Planeta). Pretende ser un análisis específico de los diversos conflictos sociopolíticos que se han dado en la sociedad vasca (en las tres provincias vascas). Sin embargo, se queda más bien en una explicación histórica de tipo general. Aún así, me ha parecido muy interesante y fundamentado. El autor conoce bien el tema. Además es ecuánime. Esa última palabra ya se usa en la portada, dada la habitual virulencia de las discusiones al respecto.
El libro muestra cómo las élites vascas apoyaron tradicionalmente al poder central. Eso las mantuvo en una situación privilegiada durante el proceso de construcción estatal español. A raiz de la Guerra de la Convención (1793-1795) se inició un largo ciclo de conflictos (guerras carlistas), del que el terrorismo de ETA es la última expresión.
A modo de conclusiones (no demasiado fundamentadas) se presentan diversos escenarios de futuro hacia donde puede evolucionar la actual Comunidad Autónoma Vasca ("statu quo", "ruptura", "revolución" y "centralización" los llama el autor).