Ir al contenido principal

El jueves



Me compré "El jueves" durante bastantes años. Todavía hay por los rincones de mis dos casas viejos ejemplares. Esos “tebeos” que mi madre desearía tirar. Entonces no existía Internet y la rabia y la inteligencia aún viajaban en papel. "El jueves" no era la mejor revista cómica del mundo, ni siquiera era la mejor revista en español (imagino que en Argentina debe haber maravillas). Tampoco era la mejor revista de la historia del humor gráfico en España; pero era digna. Y eso vendía en una época en la que la dignidad todavía era importante. Hasta participé, como aficionado, en una revista. Supongo que queríamos ser como los de “El jueves”.

Después dejé de reírme y murieron Perich e Ivà y todos nos hicimos adultos y pedimos hipotecas. Y dejé de comprármela habitualmente. Aún así, de vez en cuando, me hacía con algunos "Pendones del humor", por ejemplo: el imprescindible Martínez el Facha, de Kim, o los brutales "Ortega y Pacheco", del murciano Vera, que tanta gracia le hacen a mi hermano Ortega.

Me la volví a comprar la semana pasada, atraído por la portada. Son listos esos tipos. Si lo hacen los de “Charlie Hebdo”, de París ¿por qué no lo van a hacer los de “El jueves” de Barcelona? La cifra de ventas es la cifra de ventas. Total, si les ponen una bomba, no sería la primera vez. Los ultras ya pusieron una en “El Papus”, que mató al conserje. Como dijo no sé quien, el delito de blasfemia no existe en una sociedad laica, como la francesa. En la nuestra, con la retrorrevolución a toda máquina, no está tan claro que eso sea así.

No sé quién está detrás de cosas como “La inocencia de los musulmanes”, ni tengo una opinión formada sobre la llamada “primavera árabe”; pero sí sé que a un lado están las telarañas de la edad media y al otro lado, la libertad de expresión (sea lo que sea). También sé que se necesita el humor para aliviar las tensiones sociales, para reflexionar, para ser mejores. Los vascos tienen el “Vaya semanita” y los aragoneses, el “Oregón televisión”. En Canal 9, aquí en Valencia, hace siglos que no se oye un chiste sobre políticos corruptos o alcaldesas enloquecidas.

Comentarios

El Sapo ha dicho que…
Sandoval se llamaba el conserje del Papus. Se hizo un especial, mi padre hizo un dibujo bastante explícito.
De los beatos en general y de los musulmanes en particular tení hasta hace poco una opinión (en este aspecto) más o menos firme: que para qué tocarle las narices a quien tiene tan malas pulgas. Que si no es prudente, que pa qué liarla y tal. Lo hablamos a menudo en casa. Que, mira: al menos tengamos un cierto respeto y no nos cahondeemos inútilmente de las creencias de los demás. Hasta que el otro día me vino una de esas revelaciones: ¡¿Qué puñetas de respeto!? ¿y por qué? ¿acaso se lo ganan?
Vamos a ver, bromear con las creencias de alguien estará muy mal, pero... ¿no es peor lo que el beaterío pìensa de los que no compartimos lo suyo? ¡¡que nos mandan a las putas calderas por toda la eternidad, joder!! que no es poco!
El Sapo ha dicho que…
Ah, ostras! se me olvidaba: claro que en C9 hay programas de humor como los que dices. Ya te dije que deberías ver las tertulias de Carrau. Y claro que hablaban de los personajes que dicen, lo que pasa es que lo decían todo con indirectas.
Los NT9 también están bien, aunque ya los veo menos. Es como "dos hombres y medio", desde que cambiaron al prota, ya no es lo mismo. El otro tenía más gracia.
Anónimo ha dicho que…
Sí, tengo que reconocer que soy injusto con Canal 9. Por opinar sin verlo. Al fin y al cabo, quitándote a ti, nadie lo ve. Ni siquiera la nueva directora, según reconoció ella misma.
El Sapo ha dicho que…
¡Eh, eh, eh, eeeh!!! sin ofender, ¿vale? ¡que ya no lo veo casi nunca! Lo cierto es que han socavado aún más el pozo y están a veces por el 2 y pico de share. Menos que una de esas TDT de mensajes marranos y putonisas y putonisos que adjudicó alegremente González Pons.
Dicen que han pasado el Aitana a las 16:00 en lugar de las 14:00 a ver si eso le da un mínimo soplo de audiencia a los NT9.

Entradas populares de este blog

El olvido que seremos.

"Ya somos el olvido que seremos. El polvo elemental que nos ignora y que fue el rojo Adán y que es ahora todos los hombres y que no veremos". Del primer verso de este cuarteto de un soneto de Borges tomó el colombiano Héctor Abad Faciolince el título para la biografía de su padre, el médico Héctor Abad Gómez. Motivado por las buenas críticas, compré el libro hace ya muchos años. Y ha acabado en alguna caja, cuyo paradero ignoro, sin ser leído. Nunca nadie lo leerá. Afortunadamente, Fernando Trueba hizo esta excelente película, con guión de su hermano David y dinero colombiano. Como escribí en una entrada anterior, la vimos en dos veces en una de las muchas plataformas que pagamos. La disfrutamos mucho. El atrezzo es muy bueno y la actuación del polifacético Javier Cámara, perfecta. Así que la historia del doctor Abad no fue olvido, al menos por ahora.  John Banville escribió algo así como que estamos vivos mientras viven los que nos recuerdan. Héctor Abad Falciolince aplicó t

Itziar Ituño

Todos nos hemos enamorado de alguna profesora del instituto. Aunque aquí la palabra "amor" tenga más de deseo infantil o de curiosidad ante la vida que de pasión rotunda y madura. Y yo me enamoré de algunas Itziar que pasaron por mi adolescencia. Mujeres de rasgos hermosos, bien vestidas, con timideces mal llevadas ante clases llenitas de hormonas, con cierto pasado oscuro, quizá político, quizá canallita, que se adivinaba en algunas frases sueltas, en alguna sonrisa pícara. Cuando por primera vez vi en la pantalla a la Ituño, supe que ella era todas esas mujeres, que no envejecen nunca aunque se jubilen después de 30 años en el mismo insti y ni me recuerdan a mí ni a ninguno de los adolescentes que les escuchaban embobados. Itziar Ituño se convirtió en una superstar por su personaje de la inspectora Murillo en la serie "La casa de papel", que empezamos a reseñar aquí. ¡Qué envidia y qué manía le tengo al personaje de "El profesor" que es capaz de enamorar

"Negras o blancas" (11)

  Recopilo aquí las reseñas que ido haciendo en mi sección en la quinta temporada del programa de ajedrez "Negras o blancas". En el programa del 6/09/2021 comenté que me había comprado el libro "Smyslov on the coach" En el programa del 13/09/2021 reseñé la película "Ivory tower" que nos había hecho llegar un oyente. Se trata de una película canadiense que usa el ajedrez como campo de confrontación entre dos hermanos: el creativo y desordenado y el metódico y ambicioso. Como pueden imaginar, algo muy predecible. Como dije en el programa, la vi después de comer y no me entró sueño; pero tampoco me alegró la digestión. En el programa del  20/09/2021 cité el libro "Trabajo en ajedrez", del gran Jan Timman. En el programa del 4/10/2021, reseñé la ópera en ruso "Mikhail vs Mikhail" "Mikhail and Mikhail play chess", presentada por la ópera nacional de Letonia en 2014, sobre el match entre Botvinnik y Tahl. En el programa del 18/10/20